domingo, julio 08, 2007

Las cenizas de Ángela. Crítica

Esta novela autobiógrafica sigue la tendencia folletinesca tan floreciente en la actualidad literaria.
McCourt convierte al niño que fue en un personaje de Dickens, mostrándose como el único capacitado -casi predestinado- para escapar de la miseria.
Sin embargo, esta parece ser la fórmula que triunfa, lo que le ha valido el premio Pulitzer 1997.
Al contrario que otros "pseudoescritores", el profesor McCourt engancha con su estilo ágil recreando para sus lectores, más de 17 millones, la húmeda y verde Irlanda, la diversidad cultural de Brooklyn y por extensión de EEUU. Por ello me quedo con la primera impresión tras su lectura: ¿Quién no ha disfrutado con una película de serie B por mediocre que sea?



1 comentario:

RaS dijo...

Yo ahora estoy leyendo el libro "El Profesor" de este mismo autor, y sí que mantiene ese tono de contar batallitas e historias de su juventud, algunas más creibles que otras (llamadme hombre de poca fé).

Reconozco de todas formas que el libro se hace bastante ameno, y para los futuros maestros como yo, puede ser que hasta nos sirva para coger alguna que otra idea.

PD: no conocía el blog, pero me alegro de que lo hayais retomado, porque me resultan muy interesantes las críticas de los libros... y además tengo la librería muy cerca de mi piso xDD