viernes, julio 07, 2006

Fotocopias caprichosas

Seguramente todos, en algún momento, hemos tenido la curiosidad de saber cómo sería la fotocopia de alguna parte de nuestro cuerpo: la mano, la cara, ... yo que sé ... la oreja...
Algunos han podido satisfacer ese deseo y otros más desafortunados no, pero tened cuidado cuando lo llevéis a cabo, a ver si os lleváis algún susto como le pasó a este señor.

No hay comentarios: